Skip to main content

Hace algunos años atrás viví en la ciudad de Ibadán, como a 100 kilómetros al norte de Lagos, capital de Nigeria.

El vivir ahí tuvo sus pro y contras. Uno de sus pro fue la vivencia de la riqueza artesanal y artística con la que nos vimos enfrentados. Aún mantengo vivo en mi recuerdo los maravillosos Markets, a los cuales asistíamos regularmente y en los cuales me desbocaba comprando sus batiks, sus artesanías en madera, bronce y por cierto en sus cuentas de vidrio.

La mayoría de sus vendedores eran intermediarios con los cuales interactué y me explicaron como se hacían las cuentas. Se trata de una técnica ancestral encontrada en varios lugares del mundo, como las tribus Sioux Mandan y Arikara en Norte América o en Borneo, incluyendo el este y oeste de África.

Hoy en día los más representativos en la fabricación de estos beads son los artesanos de Ghana. La técnica consiste en moler finamente el vidrio de botellas de distintos colores. Estas partículas se ponen en moldes de arcilla con varios compartimentos y en cada uno de ellos se inserta tallos de yuca, que, al quemarse dejarán las perforaciones de las cuentas una vez que haya fundido el vidrio en un horno de barro o fragua. Terminado este proceso, se sacan de los moldes, se limpian o se pulen.

Acá te muestro una de las pulseras que hice con estas cuentas de vidrio que compré cuando vivía en Nigeria.

 

Leave a Reply